domingo, 13 de diciembre de 2015

Reseña de La última canción

           

Título: La última canción 
Autor: Nicholas Sparks 
Editorial: Rocaeditorial 
Género: Romántica 
Nº de páginas: 448 
ISBN: 9788492833535      



Sinopsis
Cuando su madre la obliga a pasar las vacaciones con su padre en un pueblo de Carolina del Norte, Ronnie Miller una adolescente de 17 años, no puede imaginarse una tortura peor. Hace tres años que sus padres se separaron, pero ella nunca lo superó. Su padre, concertista y profesor de piano, vive alejado de todo en una casita cerca de la playa, donde Ronnie y su hermano pequeño irán a pasar las vacaciones. En este entorno idílico, Ronnie descubrirá la importancia de los diferentes tipos de amor que pueden poblar la vida de una persona: el que existe entre padres e hijos, el amor por la música y el más importante para ella, el primer amor por un chico.


Hace mucho tiempo que tenía este libro en mi estantería y no me animaba a leerlo. Esto se debe a que vi primero la película, pero como se dice, los libros siempre son mejores.

La última canción es el primer libro que leo del autor, y me gustó mucho. Esta novela nos cuenta como Ronnie, una chica de 17 años y su hermano pequeño, tienen que pasar el verano en la casa de su padre, aunque a ella no le guste la idea, y deje bien claro que no quiere estar ahí. Ronnie no tiene una buena relación con su padre. Poco a poco irá conociendo a gente de la zona, y en especial a un chico: Will. Con él pasará momentos especiales, que le harán cambiar la perspectiva de la tortura que pensaba que iba a ser ese verano.

En este libro, el autor toca varios temas como el de la religión, que sobretodo se ve reflejado en el personaje de Steve, el padre de Ronnie. Vemos como él intenta buscar esa comunicación con Dios, ya sea teniendo sus momentos a solas dando una vuelta en la playa o mediante la música. También vemos el amor, ese que nos demuestran los padres por mucho que intentemos apartarlos, y el amor entre hermanos o la reacción de rechazo que se puede crear hacia uno de los padres por parte de los hijos con el divorcio. También toca el tema de las clases sociales en las familias, de el posible rechazo por no tener ese mismo “nivel”, y como no, también nos habla del primer amor de una adolescente.

La novela está narrada desde dos puntos de vista, principalmente el de Ronnie, y el de Will, turnándose de este modo los capítulos. Esto es una cosa que me gustó bastante, porque así podíamos ver ambos puntos de vista, y saber que pensaban los dos protagonistas. Aunque también hay algún capítulo que es narrado por un personaje secundario.

El autor consigue que cojamos cariño a los personajes, haciendo que te metas más en su piel. Entendiendo su forma de actuar, e incluso querer estar tú ahí para así poder ayudarlos o consolarlos. Me gustaría destacar como personaje a Ronnie, pues creo que es la que más evoluciona a lo largo de la historia, ya que al principio se ve como una chica dura que está envuelta en una coraza. Poco a poco vamos viendo que debajo hay una persona sensible, que lo que de verdad necesita es ese cariño paterno que le falta desde que su padre se fue de casa cuando se divorció.

La historia tiene varios giros, haciendo que el verano de nuestra protagonista sea una pequeña montaña rusa, pero el giro que de verdad marca la historia es el último. Haciendo que quieras terminarte el libro, para ver qué pasará finalmente.

La escritura del autor es bastante sencilla, no es un libro que se haga pesado de leer ni resulta aburrido, sino todo lo contrario, es bastante ágil y en el momento que consigue atraparte la historia, no querrás dejar de leer.

El único inconveniente que puedo sacar a esta lectura, es que el final no me sorprendiera por haber visto la película, pero no por eso he podido evitar emocionarme y soltar algunas lágrimas en algunos capítulos o reír con otros.


Jennifer

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada